En este informe se señalan los aspectos a tener en cuenta al momento de seleccionar el tipo de cartón corrugado para las cajas en que se transportarán productos .

Las distintas clases de cartón corrugado, los cálculos de peso y resistencia, y ejemplos prácticos de reagrupamientos de embalajes completan este informe.

Factores a tener en cuenta:

La elección de la Calidad del cartón Corrugado para una mejor Paletización de las Cajas. El reagrupamiento de embalajes en cajas palletizadas elimina riesgos y permite un mejor cálculo de las cargas que deberán soportar los embalajes de base.
De este modo, facilita el trámite de elección de calidad, que podrá hacerse con más rigor y menos empirismo.

Es conveniente recordar las ventajas que garantiza la Paletización

La posición de la caja es conocida desde su partida y se asegura durante todo el tiempo que la carga paletizada no será deshecha.

Las cargas aplicadas sobre los embalajes, sobre todo aquellas que sufrirán los embalajes de la capa de base, pueden ser calculadas con precisión.

Las caídas y manipuleos por rodar al piso están excluidas, si la estiba está correctamente hecha.

Igualmente, se excluyen los riesgos por mala posición de los embalajes y las sobrecargas no previstas.

 

Queda entendido que el método que vamos a desarrollar supone que se han tomado una cierta cantidad de precauciones, y que los siguientes defectos han sido evitados

Perforaciones diversas debidas a sobresalidos de cajas de la superficie de sustentación del pallet. En este caso se pueden constatar pérdidas resistivas de compresión que pueden llegar al 50%.

Desplazamiento de las cajas o apertura de las pilas, como consecuencia de un trabado deficiente de la carga, lo cual puede provocar la caída de la misma.

Antes de exponer el caso seleccionado para explicar el método elegido, llamaremos la atención sobre la forma de reacción de una caja bajo la carga.

Una caja está formada por cuatro paredes verticales unidas por sus aristas, y no resiste de la misma forma en todo su contorno.

Los cuatro puntos fuertes son las porciones vecinas, las cuatro aristas verticales; las resistencias en esos lugares pueden ser de dos a tres veces superiores a las obtenidas en el centro de las caras.

En el siguiente croquis se ilustra la repartición de la resistencia sobre el contorno de la caja.

Caja de estría Vertical Caja de estría Horizontal

Esto es válido si las cajas están superpuestas perfectamente unas sobre otras, pero es importante conocer qué sucede cuando se está obligado a cruzar las capas en el apilamiento para obtener una mejor cohesión de la carga, a través del trabado de las cajas. La pérdida de resistencia de la caja así solicitada a la compresión, puede alcanzar a un 30% en relación a una carga superpuesta.

Bajo un exceso de carga, nos encontramos con una deformación de las cajas, como vemos en el siguiente croquis:

Deformación de las cajas apiladas en capas cruzadas bajo un exceso de carga.

Ahora veamos nuestro ejemplo:

Tomamos una caja americana clásica, con dimensiones externas de 400 x 300 x 300 mm., y peso de 10 kg. con su producto.
Apilamos estas cajas en seis capas de diez, sobre un pallet de tipo Pool SNCF, de 1 m. x 1,20 m., con 3 plantillas de 10 cm. de ancho.
Cruzamos las capas para que la carga se mantenga mejor.
Nuestra carga total pesará 625 kg.: 600 kg. por las cajas más 25 kg. por el pallet.

Caso Elegido Carga Palletizada de capas cruzadas:

Es a propósito que no se ha designado el tipo de producto contenido en la caja, dado que lo trataremos bajo tres aspectos diferentes, y extraer las consecuencias para la elección de la calidad del cartón.

1°- El producto puede soportar ampliamente las cargas que voy a ubicar sobre él, por lo que lo llamaremos Producto Portador .2°- El producto no puede, de ninguna manera soportar la carga, por lo que lo llamaremos Producto No Portador.
3°- El producto sólo puede soportar sin perjuicio una cierta carga, por lo que lo llamaremos Producto Parcialmente Portador.

Casos de Productos Portadores

No se pide, pues, a la caja, soportar la carga. El cartón corrugado no se elegirá en función del apilamiento, sino por otros criterios; por ejemplo, por el aspecto, el amortiguamiento de los choques, el aislamiento térmico, el uso de material de acondicionamiento existente, etc. Será siempre preferible utilizar la onda pequeña, u onda B, de tres mm. de espesor aproximadamente, en lugar de la onda mediana, onda C, o la onda grande, onda A, más gruesa.

Bajo la carga, las aletas de arriba y abajo pueden quebrarse, produciendo una ruptura de los costados de la caja. De esta forma, el producto no es bien mantenido y puede desplazarse. Además, el aspecto de las pilas deja que desear.

Para paliar este inconveniente, es necesario ajustar lo máximo posible la caja sobre el producto. Se puede también prever un pre-quebramiento de las aletas interiores y una altura nominal disminuida en 2 mm., a fin de ajustar el contenido a la medida interior del envase. Ahora el producto cumplirá su papel de portador sin que la caja sea solicitada.

Caso de Productos No Portadores

En principio, es necesario calcular la carga que será aplicada sobre cada caja de la capa de base. Esta carga está constituida por todas las cajas ubicadas encima de las de la capa más baja.

Si no se apilan en principio las cargas paletizadas una sobre otra, se tendrán 5 capas sobre las 10 cajas de la capa de base, o sea 50 cajas de 10 kg. Es decir, 500 kg. por caja de la capa de base.

Si se apila una carga paletizada sobre la otra, se debe ubicar una placa bajo las plantillas del pallet superior para repartir la carga superior sobre todas las cajas de la carga inferior, es decir, se agrega a los 50 kg. por caja 625 kg.: 10 = 62,5 kg., La carga por caja de capa de base será de: 62,5 kg. + 50 kg. = 112,5 kg.

Si se apila sin poner placa intercalada bajo las plantillas del pallet superior, se repartirán los 625 kg. de la carga superior sobre las cajas, o las porciones de cajas, que se encuentran en sentido vertical con respecto a las plantillas del pallet.

Simplificando, se puede decir que esto representa el tercio de las cajas. Los 625 kg. serán soportados finalmente por 3,33 cajas, lo que da 187,5 kg. a agregar a los 50 kg. de la carga inferior.

La carga para cada caja de la capa de base que será solicitada se elevará a 187,5 kg. + 50 kg. = 237,5 kg. Esto comienza a ser considerable. Sin embargo, aparentemente, se ha cambiado poca cosa. Se ha simplemente omitido poner un separador repartidor de carga entre las dos cargas palletizadas.

Las consecuencias para la elección de la calidad del cartón corrugado serán enormes, como lo veremos enseguida.

En resumen, la carga por caja será, según el caso:

No Apilado de Cajas Apilando una carga sobre otra carga
50 kg Con intercalado de placa Sin intercalado de placa
112.5 kg 237.5 kg

Caso de Productos Parcialmente Portadores

El cálculo de la carga será idéntico al cálculo precedente, pero se le solicitará menos a la caja, dado que una parte de la carga estará asegurada por el producto.

Esta parte debe deducirse de la carga total.

Supongamos que tenemos un producto que puede llevar 15 kg. sin daño, la carga realmente solicitada a la caja será la siguiente, según el caso:

Sin Apilamiento de carga Apilando una carga sobre otra carga
Con intercalado de placa Sin intercalado de placa
50.0 kg. -15.0 kg. 35.0 kg. 112.5 kg. -15.0 kg.97.5 kg. 237.5 kg. -15.0 kg.222.5 kg.

Apilado de una carga sobre otra carga Con intercalado de placa Sin intercalado de placa Se notará que las disminuciones son especialmente interesantes en el caso en que no se apila una carga sobre otra.
REF : Informe del Instituto Argentino del Envase publicado en la revista CODIGO, Año 5, N° 20, Abril/Mayo 1999.